martes, 4 de septiembre de 2012

LA CRISIS DE CRISTIANO

Antes de entrar el la materia, me permito aclarar que la crisis de Cristiano no se corresponde en absoluto y aunque pudiera dar lugar a interpretaciones al uso, con la crisis del mundo cristiano, -aunque si que podría tomarse como un ejemplo personal y aislado- ese mismo al cual en cierto modo, muchos de nosotros pertenecemos y del cual sus pecados -errores, sobre todo financieros- últimamente estamos todos purgando.
Mientras muchos especialistas en el tema escudriñan sus entendederas para adjudicar precios justos a los valores, nos encontramos, de la noche a la mañana, con una seta alumbrada surgida del césped del Bernabeu.
Claro está que, puesto el precio, habrá que comparar el servicio real a la comunidad, y discernir si, se sigue financiando a Moody´s, haciendo referencia clara a la vertiente económica, o a Punset en el plano científico, visto a Cristiano Ronaldo, que en pocos días, ha dado valor a la felicidad, cualidad que el resto de la raza humana, lleva siglos intentando conocer.
Según esta fuente, la felicidad está valorada en cinco millones de euros, cantidad que surge -como pueden ustedes ver, la afirmación está avalada de la comprobación matemática- de la diferencia entre su ficha en el Real Madrid -diez millones- o la del PSG -quince millones-.
Claro que, como toda transacción económica conlleva sus pequeños riesgos, una cosa está segura y la otra de momento, es pura especulación, y que vista su torpeza ante las supuestas filtraciones y el teatrillo al uso utilizado, debería plantearse no hablar y seguir tirando de gomina y de caritas de angelito triste, eso sí, mientras la juventud se lo permita.